Un método sencillo para que despegues en tu negocio en internet.

Cuando se trata de hacer algo, lo que sea, te detienes a inspeccionar hasta el más mínimo detalle, asegurándote de que todo esté perfecto? Si así te funciona, perfecto. Bravo!

Por mi parte, yo te confieso que tengo un instinto natural a mejorar las cosas, a que todo salga a la perfección, pero lo mantengo a raya, porque en los negocios ser perfeccionista resulta contraproducente. Por eso, hago lo posible por ser siempre pragmático, dejando a un lado la necesidad de alcanzar la perfección. Y te voy a explicar por qué.

Eso de la perfección se lo dejo a los idealistas, que creen que para alcanzar el éxito se necesita primero haber alcanzado la perfección. Sin embargo, si miras a tu alrededor y si exploras un poco la historia reciente del mundo de los negocios, llegarás a la misma conclusión que ya llegué yo: la cruda realidad nos indica que la perfección rara vez es necesaria para alcanzar el éxito.

De hecho, la perfección por lo general se convierte en un obstáculo para alcanzar el éxito.
Imagina qué se requiere para lanzar un producto perfecto al mercado. Tomemos un automóvil, por ejemplo. Para empezar, tendrías que conciliar tantas ideas como consumidores haya, pues cada persona tiene una idea muy particular de lo que debe tener un auto para que sea perfecto. Luego tendrías que tomar decisiones en cuanto a diseño, potencia, tamaño, materiales, consumo, motorización, autonomía de ruta, accesorios, repuestos, piezas, seguridad, impacto ambiental, entre tantas otras.

En eso se te iría una buena cantidad de tiempo y recursos. Y cuando crees que has dado con una solución, te encuentras con que hay un nuevo adelanto, una nueva tecnología que te manda de nuevo a la mesa de diseño. Y nada, al final nos quedamos con que nuestro auto perfecto, quizás nunca vería la luz del día, o se tardaría demasiado para que nuestra compañía fuese rentable. En la industria automotriz el tiempo promedio que se toman para desarrollar un nuevo modelo oscila entre los 3 y los 5 años. Si quisieran desarrollar el auto perfecto, fácilmente podríamos estar hablando de 12 ó 15 años.

Es por eso que las compañías prefieren adoptar un modelo diferente para desarrollar sus productos. En vez de buscar el producto perfecto, se enfocan en desarrollar el mejor producto posible con los recursos y la información que tienen disponible, en un período de tiempo específico.

Audi A4 – 1994

Volviendo a los autos, fíjate en Audi y su A4. A mí, personalmente, me encanta el A4. Es un auto de mundo, sofisticado, potente y con personalidad. El modelo actual del A4 es la evolución de ese primer A4 que Audi produjo en 1994. Sin lugar a dudas que la diferencia entre ese primer A4 y el actual es abismal. Y te puedo apostar que aquí no se detendrá Audi, que en cuatro o cinco años, habrá una nueva generación de A4. Y otra más, cinco años después.

Verás, eso que hace Audi lo hacen todas las demás compañías automotrices. Y también lo hacen las compañías de software, las fabricantes de computadores, de celulares, de electrodomésticos, de artículos de cocina, en fin, lo hacen muchas otras compañías en muchas otras industrias. Ellos no esperan a tener el producto perfecto, no. Ellos desarrollan un producto para satisfacer una necesidad que está latente en el mercado, en los consumidores. Eso sí, para perdurar en el tiempo, desarrollan buenos productos. Y luego, sobre esa base, empiezan a trabajar para mejorarlos. Invierten recursos para investigar en nuevas aplicaciones, diseños, tecnologías, materiales, técnicas de producción, entre otras.

Audi A4 – 2012

Esto es el concepto de mejoramiento continuo que fue documentado por primera vez en la industria automotriz japonesa, en la compañía Toyota, y pronto fue adoptado por otras industrias en otros países, incorporando temas de control de calidad, hasta llegar a ser algo particular de varias culturas corporativas. Este método es conocido como Kaizen. Y aunque suene raro el nombre, que no lo es tanto, no es nada complicado. Solo implica lanzar tu producto, recibir retroalimentación de tus clientes, mejorarlo y empezar de nuevo.

Eso mismo también lo puedes hacer tú en tu negocio en internet. No tienes por qué esperar a que las cosas sean perfectas para empezar, a que resuelvas la cuadratura del círculo para que tu site esté funcionando. Si esperas a que eso pase, puedes estar dejando pasar muchas oportunidades. Y ya bien sabes que en los negocios el tiempo es oro.

Si estás empezando tu negocio en internet, descubrirás que esa búsqueda de la perfección puede ser tu enemigo número uno. Porque hay tantas variables que debes tener en cuenta, que si pretendes dominarlas todas antes de poner manos a la obra, nunca vas a terminar. Y así, en vez de tener un negocio en internet del cual disfrutes, estarás envuelto en un círculo vicioso que tarde o temprano te llevará a abandonar tu sueño de ganar dinero con la internet.

Digamos que tienes una idea para un website y que le dedicas una cantidad obscena de tiempo y de dinero en el diseño del sitio y en la creación del contenido, pero no lo lanzas al público hasta que todo encaje a la perfección. Y cuando finalmente lo logras, cuando tu sitio web está perfecto, te encuentras con que alguien más se te adelantó con la idea, o con que tu idea ya no es tan atractiva como al principio y que por lo tanto tu sitio web tiene menores probabilidades de generarte dinero. Desperdiciaste tiempo y dinero.

De hecho, dejar a un lado la búsqueda de la perfección tiene grandes ventajas. La más importante de todas, es que si tu idea de negocios es original y única, puedes ser el primero en el mercado atacando ese nicho que identificaste. Ser pionero en un mercado es algo que todos quisieran. Te da mucho poder sobre tu competencia, te da mayor visibilidad en el mercado y te ayuda a ganarte más fácilmente a los consumidores.

Así que no busques la perfección. Tampoco te vayas al otro extremo y te conformes con la mediocridad. Esfuérzate y trabaja duro para que hagas las cosas bien, estando dispuesto a mejorar siempre lo que ya hiciste. Te lo agradecerán tus clientes. Lo agradecerá tu negocio. Así que no importa lo que sea en lo que estés trabajando, sigue adelante, toma acción, recibe retroalimentación de tus clientes, aplica las mejoras necesarias y continúa avanzando. No busques la perfección, mejor busca el mejoramiento continuo y tus probabilidades de alcanzar el éxito mejorarán significativamente.

Otros Artículos Recomendados

Tu Opinión es Importante


Submit your review
* Required Field

Related Articles

  1. [WATCH]: Auto Service; When To Change Tires. Northfield: Macedonia: Nordonia Ohio
  2. [WATCH]: Pro Tool for Twitter Marketing Auto Friend Follower Auto Unfollower Multiple Account Manager

Trackbacks

  1. [WATCH]: The General Auto Insurance national commercial
  2. Photo Camera: Kenko DG Auto Extension Tube Set for the Canon EOS AF Mount.